Si cuando piensas en cocina saludable solo quieres salir corriendo pensando en zumos verdes de kale, igual es hora de que cambies el chip. Todos los alimentos pueden ser saludables si se cocinan bien (y no se abusa de ellos) así que los alimentos procesados no suelen entran dentro de la categoría de saludable, todos entendemos que un bollicao por muy hecho al horno que esté no es sano, ¿verdad?

Una vez entendemos esto y hacemos las paces con el verde (y el ocasional McFlurry) vamos a la pregunta real, ¿cómo cocinar los alimentos para que sean sanos? Pregúntale a cualquier nutricionista y te dará la misma respuesta: cocinado al vapor.

Muchos beneficios acompañan a este tipo de cocinado y para muchas culturas es la base de su cocina, mirad a los japoneses y su pan bao, un clásico al vapor, el país con la tasa de obesidad más baja de los países desarrollados. No es una coincidencia y deberíamos empezar a tomar nota de ello.

Ahora en serio, ¿cuáles son esos beneficios? Cuando los sepas no volverás a pensar en comida de hospital cuando te propongan cocinar al vapor.

  • · Mejor conservación de los nutrientes, en especial las vitaminas C y E de los alimentos, las cuales son antioxidantes por lo que al consumirlas luchamos contra el envejecimiento.
  • · Sabores más reales, al no usar aceites para prevenir que se pegue en la sartén o hervir en un caldo de cualquier sabor, mantenemos el sabor original sin modificaciones.
  • · Platos ligeros, menos dinero en pastillas para el colesterol.
  • · Olvídate de olores en la cocina al hervir o freír, el vapor no deja de ser agua y por lo tanto inodora.
  • · Rápido y económico, ¿no es evidente?

Aquí os proponemos varias formas de llevar a cabo un cocinado al vapor:

  • · Al microondas. El súmmum de la rapidez para a aquellos que les faltan horas al día pero quieren seguir disfrutando de los beneficios de la cocina al vapor. Hoy en día existen varios "gadgets" que nos lo facilitan como los populares estuches al vapor con los que tienes tus alimentos listos en cuestión de pocos minutos. Encuentra el mejor microondas para ti y tienes la vida solucionada.
  • · Ollas a presión. ¿Olla rápida o exprés? ¿No es lo mismo? No, la olla rápida, como su nombre indica, tarda menos en cocer los alimentos debido a que la presión del vapor que acumula es mucho mayor, llegando a 1,5 bares sobre los 0,5 bares de la olla exprés corriente. Las ollas a presión tienen también "gadgets" para cocinar al vapor, no solo nos sirven para cocer las lentejas en tiempo récord, así que también podemos aplicar nuestros nuevos hábitos de vida saludable y cocinado al vapor. Recordando que cuanto menos tiempo se cocine un alimento, menos nutrientes esenciales se pierden… está claro que solo hace falta elegir qué modelo queremos de este must.
  • · Horno a vapor. ¿Hornos convencionales que solo cuecen pizzas? ¿Y si te decimos que puedes cocinar al papillot sin tener que ponerte a hacer origami para encapsular la comida? Lo que quieres es un horno con la funcionalidad de la cocina al vapor. En vez del calor seco, un calor húmedo como el vapor previene la evaporación de los alimentos manteniéndolos jugosos y con menos pérdida de nutrientes.

¿Cuanto tardan en cocinarse los alimentos con vaporera?

Los alimentos no tardan mucho más en cocinarse que en otros métodos menos sanos.

Algunos tiempos de cocción son los siguientes:

  • · Guisantes: 3 minutos
  • · Calabaza, zanahoria, coles de Bruselas, repollo, hinojo: 10 min
  • · Brócoli, coliflor, judías verdes: 8 a 10 min
  • · Patatas pequeñas: 12 min
  • · Arroz: 30 min
  • · Alcachofas: 40 min
  • · Filetes de pescado: 3 a 4 min
  • · Pescado blanco entero mediano: 6 a 8 min
  • · Pescado blanco entero hasta 900 g: 12 a 14 min
  • · Salmón: 25 min
  • · Trucha: 30 min
  • · Pechuga de pollo o pavo: 25 min
  • · Ternera o cochinillo en trozos: 20 min
  • · Solomillo de ternera o de cerdo: 15 a 20 min